lunes, 28 de diciembre de 2009

Aquí y Ahora

¿De qué sirve planificar la posibilidad de comer la semana próxima si realmente no vamos a disfrutar cuando llegue el momento? Si estoy tan ocupado planeando como comer la próxima semana, que no puedo disfrutar realmente de lo que como ahora, me encontraré en la misma situación cuando llegue el “ahora” de las comidas a tomar la próxima semana.

Si mi felicidad en este momento consiste principalmente en revisar recuerdos y expectativas felices, sólo soy vagamente consciente de este presente y seguiré teniendo esa vaga conciencia del presente cuando ocurran las buenas cosas que he estado esperando. Pues me habré formado el hábito de mirar atrás y adelante haciendo así que me resulte difícil atender el aquí y el ahora.

Si mi consciencia del futuro y del pasado me hace menos consciente del presente, debo empezar a preguntarme de veras si estoy viviendo en el mundo real.
--------------------
"La sabiduría de la inseguridad" de Alan Watts.


lunes, 21 de diciembre de 2009

Mensaje de Fin de Año


  • Hay que evitar el exceso de control sobre el futuro, para no perder capacidad de acción en el presente.
  • La vida y la muerte están entre nosotros todo el tiempo. No hay que ser ilusos ni pesimistas. A vivir intensamente cada momento, porque uno se está muriendo.
  • Nadie decide nada, todas las decisiones ya fueron tomadas. De lo contrario, la gente debería decidir mejor algunas cosas, ¿no les parece?
  • Uno no es su trabajo, ni su sueldo, ni lo que estudió, ni la empresa para la cual trabaja, ni el cargo que le asignan, ni las tareas que ejecuta.
  • Ganar y perder es relativo. Jugarse entero es absoluto.
  • El riesgo y la adrenalina de un emprendimiento propio supera ampliamente a la certeza y el aburrimiento de un emprendimiento ajeno.
  • Lo que sucede siempre es mejor que lo que esperábamos que suceda.
  • El verdadero amor existe y el milagro del encuentro es posible.
  • Las madres y amas de casa pertenecen a una generación pasada y en extinción. Ahora las mujeres son independientes, profesionales y exitosísimas.
  • Nadie está feliz ya sea con su trabajo, con su jefe, con su salario o con su pareja.
  • Ser amante es una experiencia recomendable, pero hay que saber retirarse a tiempo.
  • Una cerveza no te convierte en borracho y un porro no te convierte en drogadicto. Las adicciones son mucho más tortuosas y en general mucho más mundanas.
  • La verdadera amistad trasciende cualquier lenguaje.
  • He comprobado científicamente que nadie estudió lo que quiso.
  • Hay que dejar de salir con gente que no nos conmueve, sólo sirve para perder el tiempo y no aprender absolutamente nada.
  • Es vital liberar el potencial que tenemos dentro confiando en nosotros mismos.
  • Los libros son un oasis.
  • Si una manifestación artística te saca una lágrima; entonces seguís vivo.
  • Si no extrañas a nadie, no estás bien.
Intenté resumir en algunas frases y pensamientos lo que el 2009 significó para mí.

Espero que el 2010 puedas hacer algo que te guste. Ya que algún día vas a morir, tomá el riesgo de hacer algo que te conmueva, aunque sea una vez. No pongas excusas ni te ocultes en el trabajo, las obligaciones o los miedos. No busques más soluciones mágicas. Hacelo. No te culpes más por lo que no se dió, culpate por lo que no diste. Hacete más y mejores preguntas. Ponete en aprietos, exigite, no te acomodes, buscá tu umbral. Nadie puede decirte que es bueno o malo para vos, porque la vida es tuya y tu deseo es propio e intransferible.

La noche del 31 todos esperarán con ansias el momento en que los fuegos de artificio iluminen su cielo. Cuando ese ruido pase, tomate un segundo y hacete una pregunta. Esa pregunta que vos sabés. Esa que está postergada vaya a saber uno porque "motivos lógicos". Respirá profundo, quedate en silencio y cuestionate. No tengas miedo si te sentís vulnerable, sos humano. Buscá hacia adentro y escuchate, esa es la respuesta correcta.

Hay que distinguir el fuego artificial del único y verdadero fuego: el interior.
"Noticias de la Luna" tal vez haya sido una chispa.

Te deseo un gran 2010 y gracias por tu visita.
















sábado, 19 de diciembre de 2009

Mas del No Amor

No es fácil saber si una mujer casada viene a uno o sólo se va del otro.
Si sale con uno o es que no sale con el otro.
Si ama a uno o lo odia al otro.
Si el placer que siente es por lo que nos da o por lo que le quita al otro.
Si goza el bien que no hace o el mal que hace.
----
La mujer que se queja de que su marido no le “hace el amor” se lo merece.
---
Si quieres ser infeliz, conviértete en el amante de una persona casada.
Si quieres verla/o infeliz, exígele que abandone a su familia.
Ser el amante de una persona casada es como una compra a crédito.
Se paga muy caro y se goza muy poco.
---
¿Saca mayor ventaja uno de los sexos en la separación?
No (A menos que uno crea que la ventaja reside en quedarse con más)
¿Sus integrantes se independizan cuando el juez dicta la sentencia que los transforma en
separados?
No (La dependencia no la cura un juez)
¿Se pierde a los hijos?
No (Si no se los perdió antes).
---
"El libro del No Amor" Hugo Finkelstein.

martes, 15 de diciembre de 2009

Ellas quieren hijos

Segunda cita con una mujer de 33 años.
Degustás un bife de chorizo con ensalada, mientras ella devora una colita de cuadril con inaudita voracidad.
Tomás un vino tinto para hacer más interesante la conversación, objetivo que no se logra en toda la velada.

En la mitad de la cena, te mira con cara de circunstancia y lanza un monólogo esquizofrénico: “El tema es que sólo me quedan un par de años para ser mamá. Y la verdad que es complicado, por un lado quiero, pero por otro no. Imaginate, soy una mujer independiente y exitosa, tengo un MBA y doy clases en la facultad. No quisiera dejar todo eso para dedicarme al bebé, aunque tampoco quiero que lo cuide una "muchacha". Además todavía no encontré el hombre como para decir: es él. O sí, pero no quiso cumplirme ese deseo. Es que también presiona el entorno, viste? La familia, las amigas, todos. O sea, yo como mujer quiero tener un hijo, pero no lo tendría con cualquiera. La cuestión es que no me puedo olvidar de que tengo 33 años. No sabés que presión que siento. ¿Y vos? Contame de vos!!!”

La mirás con cierto dejo de compasión mientras introducís un pedazo de bife en la boca. Masticás con tranquilidad para no morir atragantado en prestigioso restaurante de Palermo Soho. Pensás para tu coleto: "¿Esta es la segunda cita o estoy drogado?"

Soñás con una respuesta elegante, una gambeta bochinesca que te evite diagnosticarle psicofármacos y quedar como un machista desconsiderado e "igual que todos".

Mágicamente, recordás la película “El declive del Imperio Americano” y le decís:
“Hay que tener una excelente imagen de uno mismo para procrear, y yo no la tengo.”

Pedís la cuenta.
Curiosamente, no se ven nunca más.

lunes, 14 de diciembre de 2009

X e Y

X persiguió durante años a quien creía la mujer de su vida: Y.
Como era de esperar, Y nunca correspondió los lances amorosos de X.
X, hizo cualquier pirueta con tal de enamorarla, pero Y nunca cayó en sus redes.
Esa frustración adiestró a X en el arte de la paciencia.
X comprendió que debía abandonar esa empresa titánica de conmover a Y.
No había caso, Y no lo amaba.

Sin embargo, muchos años después, Y volvió a aparecer en la vida de X.
Con ese capricho tardío que caracteriza a las mujeres, Y deseaba comprender que había motivado a X a seguir insistiendo a pesar de tantas negativas.
 
Fue entonces que X e Y decidieron encontrarse.
X se vistió con algunas emociones viejas e Y se perfumó de jactancia.
Al encontrarse, X confirmó que la belleza de Y seguía siendo cautivante.

Caminaron juntos unas cuadras.
X sentía que le explotaba el pecho e Y lo observaba con cierto dejo de soberbia.
Al sentarse en un café, comenzó la charla, el verdadero conocimiento.
Fue en ese instante cuando X se percató de que Y no era tan perfecta como pensaba.
Y no lo escuchaba, Y hablaba todo el tiempo, Y no estaba interesada en los comentarios de X, Y vivía en pose permanente.

Finalizado el encuentro, X se despidió de Y para siempre, aunque Y no lo supiera.

Al llegar a su casa X escribió: “Cuánto mejor era la ilusión de creerte perfecta, al espantoso desencanto de haberte conocido”.


domingo, 13 de diciembre de 2009

Sir Paul McCartney


El ex beatle y genio musical Paul McCartney nos da una clase de como hay que responder ciertas preguntas tendenciosas y presiones del medicore entorno. Y no hace falta ser McCartney para trasladar esa filosofía a nuestra vida.

-¿Su casamiento con Heather Mills ha sido una de sus peores decisiones en la última década? (el divorcio le costó 24.3 millones de libras esterlinas)
- "Ok, sí. Esas cosas pasan, ¿no? Pero tiendo a fijarme en lo positivo, que es que tengo otra hija preciosa como resultado de eso".

- ¿Es cierto lo que se ha dicho sobre su posible jubilación?
- " Lo estoy pasando muy bien. ¿Por qué me retiraría? ¿Sentado en casa y viendo la tele? No, gracias. Prefiero tocar".

- ¿Qué opinión le merece el hecho de haber perdido 60 millones de libras como consecuencia de la crisis financiera mundial?
- "No tengo ni idea".

--------------------------
Quieren que confirme sufrió y se equivocó por su último casamiento y divorcio.
Quieren que se jubile y de una vez por todas deje de tocar para tener la primicia.
Quieren que se sienta acongojado por haber perdido un dinero que ni siquiera sospechaba que tenía.

Hay que aprender a vivir de esa forma.
Aceptando lo que viene y lo que nos pasa.
Porque las cosas nos pasan.
A veces por el costado, a veces por arriba y a veces nos atraviesan al medio.
Pero al final, pasan.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Nos veremos otra vez

Aunque te abraces a la luna
Aunque te acuestes con el sol
No hay mas estrellas
Que las que dejes brillar
Tendrá el cielo tu color

No estés solo en esta lluvia
No te entregues, por favor,
Si debes ser fuerte en estos tiempos
Para resistir la decepción
Y quedar abierto mente y alma
Yo estoy con vos

Si te hace falta quien
Te trate con amor
Si no tienes a quien
Brindar tu corazon

Si todo vuelve
Cuando más lo precisas
Nos veremos otra vez

No estés sola en esta lluvia
No te entregues, por favor
Si debes ser fuerte en estos tiempos

Para resistir la decepción
Y quedar abierta mente y alma
Yo estoy con vos

------------------
"Nos Veremos Otra Vez" - Serú Girán

martes, 8 de diciembre de 2009

Te odio

Pareja entrada en años.
Sentados en una mesa de famosa esquina de Buenos Aires.
Discutían.
En realidad no.
No había diálogo, sino monólogos.
El decía cosas en un tono seco y cortante, marcando su lugar de macho.
Ella, sosteniendo un perro espantoso, miraba hacia otro lado y se dejaba penetrar por esos comentarios.
A su debido momento, la dama replicaba con denostaciones de la misma índole.
Lo curioso era que no les sorprendía ese maltrato mutuo.
Será porque la agresión constante ya no agrede.
Parecían estar acostumbrados no sólo a "comunicarse" en esos términos, sino también a seguir juntos.
"Eran juntos" de esa forma.
Aprendieron a odiarse, a maltratarse, a soportarse, a lastimarse.
Sin embargo, no supieron salirse a tiempo.
Compraron el "para toda la vida" a cualquier precio.
Y lo pagaron.

lunes, 7 de diciembre de 2009

Psicopatías Femeninas

  • "No, no estoy enojada".
  • "En cinco minutos bajo".
  • "Tranquilo, no te preocupes, está todo bien".
  • "Si me dejás, me mato".
  • "OK"
  • "Andá a cenar con tus amigos, no te hagas drama".
  • "¿Por qué te saludó esa?" 
  • "¿Por qué no me llamaste hoy? ¿Ni un minuto tenés?" 
  • "¿No me querés más?"
  • "¿Me querés decir que soy gorda?" 
  • "Siento que deberíamos consolidar esto" (a los 2 meses de estar saliendo)
  • "¿Y quién es ésta?" (en referencia a una foto de hace 8 años)
  • "Yo quiero un hijo, no importa si el padre se queda conmigo o se va" (en la primera salida)
  • "Te amo" (a la segunda salida)
--------------
Todas padecidas por quien escribe, en diferentes ocasiones y con diferentes personas.
Así quedé.

sábado, 5 de diciembre de 2009

Preguntas que me hago

  • ¿Existe una única profesión en la vida?
  • ¿Hay que esperar a jubilarse para ser feliz?
  • ¿Existe un sólo lugar en el mundo para vivir?
  • ¿Por qué no hacemos las cosas que nos gustan?
  • ¿Existe un único amor en la vida?
  • Si vamos a morir ¿a qué le tenemos miedo? ¿A morir?
  • ¿Se puede recurrir a cualquier argumento con tal de no ser abandonado?
  • ¿Tiene sentido trabajar toda la vida para pagar cosas inútiles?
  • ¿Cuál es la lógica de trabajar 350 días a cambio de 15 días de descanso?
  • ¿Es el aumento de sueldo la verdadera alegría a la que podemos aspirar?
  • ¿Por qué en la peor edad -17 años- se debe elegir que estudiar para toda la vida?
  • ¿Qué significa tener un buen promedio?
  • ¿Es necesaria la religión o con la fé es suficiente?
  • ¿Por qué el 90% del mundo es pobre y hace tanto tiempo? ¿Para que el otro 10% sea rico?
  • ¿Las personas de las que nos enamoramos en la vida son retazos de una única?
  • ¿Existe el amor a primera vista? ¿Y a segunda vista?
  • ¿Y que hay del amor que te deja ciego?
  • ¿Cuál es el problema de equivocarse?
  • ¿Por qué casarse es una fiesta y divorciarse un drama?
  • ¿Por qué la gente se viste de blanco en los funerales de oriente? 
  • ¿Por qué la palabra NO es la que más se escucha?
  • ¿Hay sólo una oportunidad de encontrar el verdadero amor?
  • ¿Qué pasa si perdemos esa oportunidad?
  • ¿Qué es ganar? ¿Y perder?

Sentido

Vivimos tratando de dar respuestas a interrogantes paradójicos, a situaciones inmanejables, a conflictos que no tienen solución. El resultado no sólo es que no encontramos respuestas, sino que además padecemos, sufrimos, nos angustiamos.

El modelo cultural y educativo nos ha educado para buscar respuestas, cuando en realidad se trata de reformular preguntas. En vez de caer en: “¿Por qué tuvo que sucederme esto a mí?”, deberíamos preguntarnos “¿Qué puedo hacer yo en la situación en que me encuentro?”

Epicteto decía que nosotros no podemos cambiar las situaciones que no dependen de nosotros. Pero ahí estamos, haciendo fuerza para que el cosmos nos haga un guiño por todo el esfuerzo realizado. Pero es un esfuerzo en vano, porque nuestro accionar es limitado sobre el universo y sus leyes.

El secreto tal vez esté en dejar de buscar la felicidad, porque la felicidad no se encuentra buscando. La felicidad está en las cosas que nos pasan, los hechos que suceden y las personas que nos acompañan. La felicidad en sí no existe en ningún lugar.

La felicidad generalmente nos visita cuando nos olvidamos de buscarla y nos focalizamos en comprender cual es nuestro sentido en esta vida. Qué cosas son las que nos movilizan internamente, las que disfrutamos hacer, las que liberan nuestro potencial. Cuando logramos descubrir ese sentido y hacerlo real, entonces la felicidad nos aborda.

La gente habla en potencial, pero vive en acto. “Podría haber sido un gran jugador de fútbol”, “Podría haber formado una pareja mucho más profunda y real”, “Podría haber seguido Ingeniería”, “Podría haberme dedicado a la pintura”, etc.

La vida feliz se trata de "actualizar" las "potencialidades". Si no actualizamos nuestras potencialidades, nos transformamos en objetos portadores de potencialidad…pero frustrada.


No hay otro camino posible que el de liberar el potencial y hallar nuestro verdadero sentido.
El resto, es mentira.

lunes, 23 de noviembre de 2009

Solo con Otros

Solo: Llorar, escuchar, amar, leer, meditar, buscar, preguntar, ignorar.

Con otros: Reír, hablar, controlar, gritar, enervar, encontrar, responder, saber.

Hay que estar más con uno, aunque estemos con otros.

Agassi y el alto rendimiento

Soy un hombre joven, relativamente hablando. Tengo 36 años. Pero me despierto como si fuera de 96. Después de tres décadas de carrera, de saltar alto y aterrizar duro, mi cuerpo ya no se siente como mi cuerpo, especialmente en la mañana.

Mi nombre es Andre Agassi. Es 2006. Mi último abierto de Estados Unidos. En rigor, mi último torneo. Juego al tenis para ganarme la vida, aunque lo odio, lo odio con una pasión secreta y oscura, y siempre lo he hecho.

Todo es limpio, elegante, cómodo. Estoy en el Four Seasons, así que es hermoso, pero sigue siendo, sin embargo, otra versión de lo que que yo llamo “la no casa”. El no-lugar de existir como atletas.

De pie frente al espejo del baño, ya sin la toalla, me miro a la cara. Los ojos rojos, la barba gris, una cara totalmente diferente de aquella con la que empecé. Pero también diferente de la que vi el año pasado en este mismo espejo. Todavía puedo ver más o menos el muchacho que no quería jugar tenis en primer lugar, el niño que quería abandonar todo, el muchacho que se dio por vencido muchas veces. Veo aquel chico con pelo de color oro que odiaba el tenis, y me pregunto cómo vería a este hombre calvo, que todavía odia el tenis y aun así juega. ¿Estaría conmocionado? ¿Entretenido? ¿Orgulloso? La pregunta hace que ya esté cansado, y sólo es mediodía.

Por favor, haz que esto termine. No estoy listo para que termine.

El tenis es el deporte en el que uno se habla a sí mismo. Ningún atleta se habla a sí mismo como lo hacen los tenistas. En el calor de un partido, los jugadores de tenis parecen como locos en una plaza pública, despotricando, jurando y conduciendo debates con su álter ego. ¿Por qué? Debido a que el tenis es terriblemente solitario. Sólo los boxeadores pueden entender la soledad de los jugadores de tenis –y sin embargo, ellos tienen a sus hombres y entrenadores en la esquina. Incluso un boxeador oponente proporciona un tipo de compañía. En el tenis, uno está cara a cara con el enemigo, pero nunca puede tocarlo o hablarle, con él ni con ninguna otra persona. Las normas lo prohíben. El tenis es como estar en una isla. El tenis es el deporte más cercano a la incomunicación, que inevitablemente conduce a hablarse uno a sí mismo.

Me digo que esta noche será como hacer un examen para el que he estado estudiando durante veintinueve años. Pase lo que pase esta noche, ya lo he pasado antes por lo menos una vez. Si se trata de una prueba física, o si es mental, no será nada nuevo.

Dejemos que esto termine. No quiero que termine.
Me pongo a llorar. Me apoyo en la pared de la ducha y lo dejo salir.
---------------------------------
Puedo entender perfectamente cada palabra y sensación descripta por este astro del deporte. Cuando uno alcanza niveles de alta competición, presión y sacrificio físico y mental; uno llega a convertirse en una máquina. Un autómata que entra a la cancha a hacer lo que sabe para pasar a la próxima ronda. No hay otra meta. Pelota por Pelota, Punto por punto, Game por Game, Partido por Partido, Torneo por Torneo, Año por Año.
Y vivís en aviones, en hoteles, en aeropuertos, en clubes. El "no lugar".
Te hablas todo el tiempo, todo el maldito tiempo. Antes de jugar, durmiendo, comiendo, entrenando, elongando, jugando, en la ducha. Diálogos eternos e internos.
"¿Debo seguir en esto o retirarme?"
"Quiero pertencer a algún lugar, quiero vincularme con los otros sin considerarlos rivales, quiero dejar de comer pastas y frutas, quiero dejar de soportar el dolor y el agotamiento, quiero salir a divertirme."
Aquí, para sorpresa de todo el mundo, el chico de Las Vegas confiesa haber odiado el tenis toda su vida (entre otras confesiones). Ser famoso y millonario aparentemente no nos garantiza amar lo que hacemos.
Hay que descubrir que esfuerzos y sacrificios se esconden detrás de cada elección.


Extraído del libro "Open", la autobiografía de Andre Agassi.


domingo, 22 de noviembre de 2009

Lo Imposible

Las cosas imposibles no suceden por definición, pues si suceden es porque eran posibles. Con lo cual “desear lo imposible” es un grave error de concepto, aunque goza de una excelente prensa.
Nadie desea lo que nunca podrá sucederle, no nos engañemos.
No conozco gente que sea feliz por las cosas que no le sucedieron.
El "imposible" es una categoría típica del pensamiento romántico y lo que lo impulsa no es el deseo, sino el capricho.
Las cosas posibles y reales son las que transforman la vida de un modo positivo y fáctico.
Los imposibles sólo generan frustración y dolor.
Si quedan dudas lo resumo en unas pocas frases: “Deseo no morir. Deseo revivir momentos. Deseo volver el tiempo atrás. Deseo que algunas personas no se hayan ido. Deseo que me ame quien no puede amarme”.
No hay caso, son imposibles.
Entonces elijo desear lo que puede pasarme.
Y lo que me pasa, generalmente, me parece imposible.

viernes, 20 de noviembre de 2009

Pico Sexual

“El Pico Sexual” es una de las tantas teorías surgidas en cafés universitarios de otros tiempos. Vendría a decir algo así: “Todo hombre y toda mujer tienen, por única vez en su vida, la posibilidad de establecer la conexión más profunda y jamás soñada con alguien en términos sexuales. Todos han tenido, tienen o tendrán su correspondiente “pico sexual”. Este es un registro corporal, mental y espiritual que solamente es posible entre dos almas designadas de antemano.”

Al leer esta teoría, el lector no podrá evitar el recuerdo de aquella persona que le hizo conocer su pico sexual. Algunos habrán terminado a los gritos y odiándose; otros estarán en pleno auge del placer y muy poco interesados en este blog; y los restantes aún esperan que ese encuentro suceda de una buena vez.


Se me dirá que una persona puede tener varios picos sexuales. La respuesta es NO. El pico sexual es algo que trasciende por completo la capacidad de raciocinio como para siquiera compararlo con otras experiencias. El pico tiene nombre y apellido, fechas, lugares, aromas y una historia que ha quedado grabada para siempre en nosotros. El pico sexual es un tatuaje en el alma.


Más allá de estas consideraciones, existen dos cuestiones que complejizan la teoría, a saber:


1. Si bien nosotros podemos asegurar quién ha sido nuestro pico sexual; ¿podríamos estar seguros que nosotros hemos sido pico sexual para esa misma persona?


2. La segunda cuestión está vinculada con las relaciones posteriores. Si nuestro pico sexual ya ha pasado de largo en nuestra vida, ¿cómo se puede entablar una relación sensata con alguien que jamás alcanzará ese nivel de conexión?

Entrevista con Alejandro Dolina

¿Por qué la gente se empecina en explicar cosas inexplicables?

Porque están muy interesados en publicar sus entrañas y que todos sepan los resortes secretos de proceder. Creo que cuando la gente explica cosas que no tienen explicación, lo que está haciendo, en realidad, es hablar de su deseo.
 
Lo amores que matan ¿nunca mueren?
No es cierto. Vi morir amores que en su momento mataron.

¿Se puede ser amigo de una mujer hermosa sin desearla sexualmente?
No. Lo que uno puede hacer es controlar su conducta. No puedo evitar enamorarme, pero puedo no llamar a esa mina a las cuatro de la matina o amenazarla con que me voy a suicidar si no me da bolilla. Se puede manejar las circunstancias, pero los impulsos del alma, quizá no.

¿De qué siente que retornó?
De lo único que estoy de vuelta es de enamorarme de quien no me ama. Sólo me enamoro de quién puede amarme, y mucho. Sufrir por amor, no gracias.

¿Cuál es el mejor antídoto para combatir la estupidez?
En vista del carácter pandémico de esta enfermedad, no creo que haya un antídoto. De haber existido, hubiéramos notado sus efectos (carcajadas).

Contra el olvido ¿hay que luchar?
La naturaleza del olvido es la desaparición. Si en este instante alguien me dijera que hable de mi abuelo, seguro no podría hablar ni diez minutos de él, a pesar de haber sido una de las personas que más quise. Esto sucede porque el olvido avanza borrando, modificando o mintiendo.

El sexo es...
...la cara visible y más usual del deseo y la condición principal del amor.

¿Qué no debe faltar en un encuentro amoroso?
Ya lo decía Platón: "La primera llama es la visión de un cuerpo hermoso". Pueden encenderse otras llamas, pero si no existe el deseo físico, por más que la dama y yo leamos a Cortázar, vayamos juntos al gimnasio y seamos de Independiente, no va a pasar nada.

¿Qué es la alegría?
La alegría, como la felicidad, son chispas. No existe una meseta de la alegría ni un territorio de la felicidad. Por eso, hay que estar muy atento para que no se escapen esas flechas luminosas en la noche que son los placeres del cuerpo y del espíritu.

¿Cuánto de lo que es usted se lo debe a las mujeres que tuvo a su lado?
Casi todo. Es más, muchas de las cosas que hice no las hubiera llevado a cabo de no haber tenido tantas ganas de gustarle a algunas.

Pisquicamente ¿cómo cree que se encuentra?
Estoy haciendo deportes en forma intensa y competitiva. Salvo que casi me muero la semana pasada, estoy en perfecto estado (risas).

Un pequeño secreto para ser feliz.
Si bien jamás diseñaría una página de autoayuda, me parece que cuando uno desea algo que no va a conseguir, se frustra y si lo que desea está muy cerca, el deseo pierde tonicidad. Hay que desear lo que no tenga la distancia de la imposibilidad.


jueves, 19 de noviembre de 2009

¿Mediocre o Idealista?

José Ingenieros (sociólogo y médico argentino) escribió "El Hombre Mediocre" en el año 1913. Aquí un brevísimo extracto de este fenomenal ensayo. Y vos, ¿de que lado estás?
-
"Cuando pones la proa visionaria hacia una estrella y tiendes el ala hacia tal excelsitud inasible, afanoso de perfección y rebelde a la mediocridad, llevas en ti el resorte misterioso de un ideal. Es ascua sagrada, capaz de templarte para grandes acciones. Custódiala; si la dejas apagar no se enciende jamás. Y si ella muere en ti, quedas inerte: bazofia humana."
-
"Es de pocos esa inquietud de perseguir ávidamente alguna quimera, venerando a filósofos, artistas y pensadores que fundieron en síntesis supremas sus visiones del ser y de la eternidad, volando más allá de lo real. Los seres de tu estirpe, cuya imaginación se puebla de ideales y cuyo sentimiento polariza hacia ellos la personalidad entera, forman raza aparte en la humanidad: son idealistas."
Mediocre
  • Es aquel que nace pero no vive.
  • Es incapaz de usar su imaginación para concebir ideales.
  • Es sumiso a toda rutina, a los prejuicios, a las domesticidades.
  • Es dócil, maleable, ignorante, un ser vegetativo, carente de personalidad.
  • Vive según las conveniencias y no logra aprender a amar.
  • En su vida acomodaticia se vuelve vil y escéptico, cobarde.
  • No son genios, ni héroes ni santos.
  • No acepta ideas distintas a las que ya ha recibido por tradición.
  • Intenta opacar desesperadamente toda acción noble, porque sabe que su existencia depende de que el idealista nunca sea reconocido y de que no se ponga por encima de sí.

Idealista

  • Es aquel capaz de concebir ideales legitimados sólo por la experiencia.
  • Se propone seguir quimeras, ideales de perfección muy altos en los cuales pone su fe.
  • Busca cambiar el pasado en favor del porvenir; por eso está en continuo proceso de transformación.
  • Es original y único; no se somete a dogmas morales ni sociales.
  • Es soñador, entusiasta, culto, de personalidad diferente, generoso.
  • Puede distinguir entre lo mejor y lo peor; no entre el más y el menos, como lo haría el mediocre.
  • Su juventud y renovación son constantes.
  • Tiene su propia verdad y no se supedita a la de los otros.
  • No busca el éxito, sino la gloria, ya que el éxito es sólo momentáneo: tan pronto como llega se va.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Amar lo que hacemos


“Yo fui afortunado. Descubrí lo que amaba hacer en la vida. Mi amigo Woz y yo comenzamos Apple en el garage de mis padres cuando tenía 20 años. Trabajamos duro y en diez años Apple se había transformado en una compañía de US$ 2 mil millones con más de 4.000 empleados. Recién habíamos presentado nuestra más grandiosa creación – la Macintosh – y yo apenas había cumplido los 30 años. Pero luego me despidieron.

¿Cómo te pueden despedir de una compañía que vos mismo comenzaste? Bien, debido al crecimiento de Apple contratamos a alguien que pensé que era muy talentoso para dirigir la compañía conmigo. Los primeros años las cosas marcharon bien. Sin embargo, nuestras visiones del futuro empezaron a desviarse y finalmente tuvimos un tropiezo. La Junta del Directorio lo respaldó a él y de ese modo a los 30 años estaba afuera de la compañía. En un segundo había desaparecido aquello que había sido el centro de toda mi vida adulta. Fue devastador. Por unos cuantos meses, realmente no supe qué hacer. Sentía que había decepcionado a la generación anterior de empresarios. Fue un absoluto fracaso público e incluso pensaba en alejarme del valle (por Sillicon Valley).

No obstante, lentamente comencé a entender algo. Yo todavía amaba lo que hacía. El revés ocurrido con Apple no había cambiado eso ni un milímetro. Había sido rechazado, pero seguía enamorado. Y así decidí comenzar de nuevo.

En ese entonces no lo entendí, pero sucedió que ser despedido de Apple fue lo mejor que podía haberme pasado. La pesadez de ser exitoso fue reemplazada por la liviandad de ser un principiante otra vez, menos seguro de todo. Me liberó para entrar en uno de las etapas más creativas de mi vida. Durante los siguientes cinco años, comencé una compañía llamada NeXT, otra compañía llamada Pixar, y me enamoré de una asombrosa mujer que se convirtió en mi esposa.

Pixar creó la primera película en el mundo animada por computadora ("Toy Story") y ahora es el estudio de animación más exitoso a nivel mundial. En un notable giro de los hechos, Apple compró NeXT, regresé a Apple y la tecnología que desarrollamos en NeXT constituye el corazón del actual renacimiento de Apple.

Además, con Laurene tenemos una maravillosa familia. Estoy muy seguro de que nada de esto habría sucedido si no me hubiesen despedido de Apple. Fue una amarga medicina, pero creo que el paciente la necesitaba. En ocasiones la vida te golpea con un ladrillo en la cabeza. No pierdan la fe.

Estoy convencido que lo único que me permitió seguir fue que yo amaba lo que hacía. Tienen que encontrar eso que aman. Y eso es tan válido para su trabajo como para sus amores. Su trabajo va a llenar gran parte de sus vidas y la única manera de sentirse realmente satisfecho es hacer aquello que creen es un gran trabajo.
Y la única forma de hacer un gran trabajo es amando lo que hacen. Si todavía no lo han encontrado, sigan buscando. No se detengan.
Al igual que con los asuntos del corazón, sabrán cuando lo encuentren.
Y al igual que cualquier relación importante, mejora con el paso de los años.
Así que sigan buscando hasta que lo encuentren. No se detengan.”

--------------------

Extraido del discurso que Steve Jobs (CEO de Apple) brindó en el año 2005 a los egresados de la Universidad de Stanford. Les dejo el link para que lo vean completo porque no tiene desperdicio: http://www.youtube.com/watch?v=6zlHAiddNUY

domingo, 15 de noviembre de 2009

Claridad de Conceptos

Robert Thomas-Pattinson nació en Londres hace 23 años. Se trata de un cantante, actor y modelo fundamentalmente conocido por interpretar a Edward Cullen en la película "Crepúsculo" y a Cedric Diggory en "Harry Potter y el cáliz de fuego". Sus respuestas en el presente reportaje no sólo representan el típico humor ácido de los ingleses, sino una gran claridad de conceptos para su corta edad.

¿Es verdad que sos solitario?
Hay poca gente que merezca la pena y siempre estoy de un lugar para otro. En ocasiones tengo la sensación de perder el tiempo, así que en lugar de estar por ahí, prefiero quedarme en casa. Tocar el piano es una actividad muy solitaria. Me quería dedicar a la música hasta que comencé mi carrera de actor. Quería tocar el piano en restaurantes del sur de Francia. Fui allí una vez de vacaciones y vi a un señor vestido de esmoquin tocando, despeinado, con cara de deprimido, y me pareció la cosa más interesante del mundo. Yo toqué en algunas pizzerías de Londres durante algunos años y me encantaba. Lo encuentro terapéutico y relajante.
¿No vas mucho a tu país?
Sólo he pasado diez días allí este año. Realmente quiero volver, pero no me gustan los aviones. De hecho, siempre pienso que voy a morir en uno. Cada vez me da más miedo volar.
¿Eres romántico?
No lo soy para nada. Cuando tenía 15 años puse una flor en la taquilla de María, una compañera que me gustaba. Ella pensó que la iniciativa había sido de otro, quien, a su vez, le hizo creer que había sido así.
La tensión por preservar la virginidad es un tema muy presente en la saga de Crepúsculo.
En muchos sentidos. Creo que la autora la escribió porque le gustaba esa tensión, tener deseos incumplidos todo el tiempo, es siempre más, es el mejor tipo de amor. Es mucho más dramático, más trágico, romántico. La gente lo ve de maneras tan distintas.
Pero vos, ¿cómo lo ves?
Yo busco lo mejor en lo que me identifico. Edward es un personaje muy humano. Soy muy parecido en muchos sentidos. Tiene muchas dudas respecto de sí mismo. Es el tipo que quiere hacer lo correcto. Un tipo normal. O sea, que comete errores.
¿Esto de viajar por el mundo, te quita tiempo para lo que te gusta? ¿Cuánto te molesta o estás dispuesto a aceptar?
Creo que el aspecto comercial no me interesa. Quiero decirte que si pudiera hacer las mismas cosas que hago sin que nadie supiera quién soy, me encantaría. Cuando llegás a ser tan famoso y ya no podés llevar una vida normal, asusta. Tal vez no pueda relacionarme con las cosas normales. No podés entrar en un edificio, no podés sentarte en un café, que es de donde sacás inspiración. ¿Pedirme un autógrafo? No me relaciono con eso. Eso no es interesante.
¿Dónde vivís actualmente?
En ninguna parte.
Estoy trabajando desde hace un año y medio. No tengo departamento ni nada.
¿Pensás establecerte en algún lugar, comprarte alguna casa en Los Angeles?
Es que no tiene sentido. No voy a estar ahí.
He estado en Los Angeles una semana cada vez. Paro en hoteles. Me gustaría tener un lugar para dejar todas mis cosas.
¿Un lugar que sea tu casa? O al menos para tus libros, y tu piano.
Tengo muchos libros, pero no me interesa tener posesiones. Tengo valijas en mi hotel. No tengo mucho más.

lunes, 9 de noviembre de 2009

La Sombra


Los Chinos deben ser los sujetos más indicados para hablar de este tema (y cualquier otro). No en vano han creado el maravilloso arte de la sombras chinescas, el cual permite hacer de lo sombrío algo agradable y divertido. Cuando era pequeño, disfrutaba de hacer las sombras del conejo y la rana e inventarme historias. Pero los años me hicieron olvidar ese aprendizaje por otros mucho más inservibles, pero necesarios para pasar de grado.

La cuestión es que nuestros amigos de la China pensaban que cualquier daño que se le hiciera a la sombra de una persona, repercutiría directamente en el cuerpo de su poseedor. No sé ustedes, pero yo he pisado las sombras de varias personas en la calle y desconozco si habrán sentido mi pisotón.

Otra de las creencias respecto a las sombras estaba vinculada a la muerte. Los asistentes a un velorio deben resguardar sus propias sombras y no permitir que queden atrapadas dentro del cajón cuando éste se está cerrando. Porque de ser asi, la muerte se apoderaría de sus cuerpos. Esta explicación nos permite comprender porque los chinos suelen huir despavoridos de las casas velatorias.

Más allá de estas cuestiones, me sentí muy a gusto cuando el diccionario me reveló una bonita definición para la palabra “sombra”: Persona que sigue a otra por todas partes.
Me pregunto: ¿Será esa persona la misma que pensamos? ¿Aunque su forma y gestos se parezcan a los nuestros, seremos los mismos? Y más aún: ¿Quién sigue a quién y por qué?
La respuesta la he encontrado en la luz que nos enfoca.
Cuando la luz proviene desde atrás, nosotros somos la sombra. ¿Sabrá la “sombra” que somos su sombra y que siempre queremos alcanzarla?
Cuando la luz proviene de frente, la "sombra" nos sigue a nosotros pero no podemos verla. ¿Será entonces nuestra sombra la que nos sigue o la de alguien más que quiere alcanzarnos?
Claro está que el único momento en que esas dos sombras se unen es cuando la luz proviene desde arriba.
Allí estamos juntos, integrados y en armonía.
Tal vez el secreto de esta pareja (y cualquier otra) resida en saber interpretar esos momentos de claridad.

Ser el sostén de nuestra sombra cuando la luz nos baña la espalda.
Saber que ella está allí para sostenernos cuando la luz nos ciega la mirada.
Y juntarnos de a ratitos, cuando la luz nos muestre el camino desde el cénit.
Eso sí, sin hacernos sombra.

miércoles, 4 de noviembre de 2009

El Amor Imposible


"...Así como las personas que mueren en la plenitud nos ahorran el recuerdo de su vejez, los amores interrumpidos abruptamente siguen viviendo en nuestro corazón no como brasas agonizantes, sino como horrorosas llamas que queman cada noche. No hay mejor amor que el que nunca ha sido. Los romances que alcanzan a completarse conducen inevitablemente al desengaño, al encono o a la paciencia; los amores incompletos son siempre capullo, son siempre pasión. Es cierto que infinidad de personas decentes viven la módica dicha del amor común y corriente. Pero el amor imposible, aquél del cual solamente son capaces los Hombres Sensibles de Flores, es el único cabalmente maravilloso y digno de admiración.
Ocurre así: un muchacho se enamora de la Mujer Más Hermosa. Desde ese momento, su vida no tiene otro sentido que ese amor. Sin embargo, el hombre sabe que no tiene chance en esa carrera, pues las Mujeres Más Hermosas suelen casarse con otros caballeros, generalmente ricos o buenos mozos o ambas cosas. Sus buenos amigos le aconsejarán el olvido, pero este hombre ha nacido en Flores y no tiene la menor intención de gambetear el dolor. Y cada día deja mansamente que la tristeza le invada los huesos y que tiña hasta el último de sus pensamientos.
A veces, las distracciones y los mundanos asuntos amenazarán con hacerle olvidar siquiera por un momento su amor y pesadumbre. Pero el hombre reaccionará inmediatamente y se sumergirá otra vez en su propio abismo.
Que nadie se engañe. Este hombre que ríe a carcajadas cuando algún conocido le refiere el cuento de los supositorios, está pensando en su amor imposible. Y la sangre que hincha sus venas es negra y espesa.
Pero, atención.

Este amor que lo hace desgraciado es el que le hace mejor. El ya ha renunciado a la Mujer Más Hermosa. Jamás padecerá decepciones. Su pasión no envejecerá ni se envilecerá. Nadie podrá engañarlo.
Y a fuerza de bañarse cada día en el sufrimiento, habrá aprendido el secreto de la resignación.
Los caballeros exitosos no conocerán jamás la verdadera esencia del amor imposible. Ellos jamás juegan su vida a una sola baraja. Con toda prudencia realizan inversiones en uno y otro lugar para compensar con unas las pérdidas ocasionadas por otras.
Pero el amor imposible no es cosa de prudentes, sino de Quijotes. Sólo cuatro veces en doce años vio Alonso Quijano a Aldonza Lorenzo. Jamás cruzaron palabra. Pero eso le bastó para vivir en ella y por ella. Sin esperar recompensa.
Por eso, señores, si acaso atesoran ustedes uno de estos metejones locos, a no arrepentirse. Sigan soñando y esperando lo imposible. Aunque sepamos que nuestras ilusiones no habrán de cumplirse nunca, sigamos acariciándolas. Lo contrario sería - como pensaba Wimpy - confundir una ilusión con un pagaré.
Será una larga jornada. Muchas veces tendremos ganas de contar nuestra pena, pero no podremos hacerlo, para no profanarla.
Siempre estaremos solos y tristes, pero no es para tanto.
Después de todo, ya se sabe que los únicos paraísos que existen son los paraísos perdidos."
------------------
Extracto de "Balada del Amor Imposible" del libro "Crónicas del Angel Gris" (Alejandro Dolina).

miércoles, 28 de octubre de 2009

Estar de paso

¿Cuánta gente está de paso?
Estar en un lugar y querer estar en otro.
Trabajar en una actividad y querer hacerlo en otra.
¿Cuánta gente que está de paso cree que encontrará su lugar?
Hacer lo que querrían hacer, estar donde querrían estar.
Estar donde uno quiere estar, trabajar en lo que uno quiere trabajar, es un privilegio.
Todo comenzó con el planteo de una colega: "No soy feliz con lo que hago, el tiempo se me pasa y sigo en lo mismo. Si no cambio ahora, cada vez será más difícil, y lo que estoy haciendo no me hace feliz."
  • Economista, funcionario de organismo internacional, viajes en business, hoteles 5 estrellas, suntuosos restaurantes. Está de paso, quiere ser escritor de novelas.
  • Empleada administrativa, con estabilidad en el empleo, ingreso según su expectativa. Está de paso, quiere ser asistente social.
  • Ejecutivo de una gran empresa. Alta responsabilidad, importante cantidad de empleados a su cargo, excelente remuneración. Está de paso, quiere ser independiente.
  • Creativo de una agencia de publicidad. Trabajo libre, informal y moderno. Está de paso, quiere ser director de cine.
  • Juez de la Nación. Reputación, prestigio, respeto de los colegas. Está de paso, quiere ejercer la profesión desde su propio estudio.
  • Millonario. Rentas financieras, sin restricciones de nivel de vida. Quiere hacer algo.
  • Periodista deportivo. Joven, atlético, en forma. Quiere ser deportista.
Dejo fuera de esta enumeración a aquellos que nacieron en el "lugar equivocado" y que no pueden pensar en lo que quieren hacer con algún viso de realidad.
Hacer lo que uno quiere hacer y disfrutar lo que se hace es un privilegio.
Cuando se está de paso, pasar. Seguir buscando.
Cuando se encontró, defender con uñas y dientes.
Y a vos, ¿qué te pasa?
-------------------------
“Manuel Sbdar – Management y Negocios”

martes, 27 de octubre de 2009

Zen

Como toda escuela budista, el Zen tiene sus orígenes en la India. La palabra Zen es la lectura en japonés del carácter chino chán (禪) y cuya traducción habitual es "meditación".
El Zen es por antonomasia la tradición budista de la intuición y la espontaneidad; apunta a ver la realidad tal cual es, es decir, con una mente que no tiene pensamientos ni sentimientos de apego. A esta actitud se la denomina "no mente", concepto que aparece en la película "El Ultimo Samurai".
Transcribo algunos mensajes Zen para ilustrar esta filosofía de vida. El desafío es leerlos sin mente, sin preconceptos. No quieran interpretarlos con una visión occidental y resultadista. Traten de tomarlos como vienen, dejen que el cerebro dispare todas las ideas posibles. Pierdan el control.
1) El arrancador de nabos señala el camino con un nabo. (¿Con qué querés que lo señale?)
2) El ruido no es el ruido. Si escuchas el ruido con espíritu puro, es simplemente lo que es.
3) No hay que responder a nadie sin estar seguro se haber comprendido bien lo que quiere decir.

sábado, 24 de octubre de 2009

Las nuevas soledades

"En el siglo XVIII, se asistió al surgimiento del amor romántico, que se presentaba como un amor “feminizado”. Desde entonces, la gente se casa con más frecuencia porque se ama; se pone por delante el amor, y, si es posible, el “gran amor”. A partir de la década de 1950, el modelo burgués del matrimonio pasó progresivamente de un contrato que unía a dos familias para asegurar la descendencia y el reparto del patrimonio -sin obligación de vínculo amoroso- a una obligación de intimidad y de amor, y dentro de lo posible de amor pasión y de plena sexualidad. Pero a partir de la década de 1990 las cosas volvieron a cambiar: ya que existe el amor ¿por qué casarse? La institución ya no es el matrimonio, sino el amor; los sentimientos se sitúan en adelante en el centro de la relación...La exigencia de este amor debilita la pareja, porque si la relación se construye sólo sobre sentimientos, es difícil que aguante el paso del tiempo. Se vería obligada a ser permanentemente bella y mágica, cosa que pocas veces sucede".
-
"Esta sobrevaloración del amor es la más de las veces una reacción frente a un mundo individualista al que le resulta difícil adherirse plenamente. Se puede ver en ello, en cierto modo, un anhelo de autenticidad y de verdad frente a la mentira y el cinismo: es un medio para reanudar el vínculo con una sociedad que nos defrauda. En efecto, los cambios en el mundo del trabajo han destruido a menudo la dimensión comunitaria que se podía experimentar en la propia vida profesional: cuando uno no es más que un peón en el trabajo, un ser anónimo en una sociedad que se ha endurecido, cuando se tiene el sentimiento de no ser tenido en consideración en ninguna parte y no se consigue inventar nuevas formas de sociabilidad al margen de las relaciones de pareja, al menos cabe la esperanza de ser único como mínimo para una sola persona."
-
"Ahora bien, es este individualismo el que hace fracasar a las parejas. Porque este amor colocado en el centro de la relación no es la mayoría de las veces más que un amor narcisista: amo a esta persona porque amo la imagen de mi mismo que él o ella me devuelve. Lo que implica que si el otro atraviesa una mala racha (depresión, paro, estrés, etc.), ya no va a devolverme una imagen gratificante de mí mismo; y entonces iré a buscar otra persona que pueda darme esa imagen más positiva y me permita seguir sobre un pedestal".
-
"En nuestra época, “yo te amo” significa “te amo en este momento”. La afirmación ya no es sinónima de una relación firme y de compromiso: “Como me siento bien contigo, lo que siento debe ser amor, pero si tú me decepcionas, no te adecúas a lo que espero, entonces mis sentimientos se desvanecerán”. Queremos que una pareja nos satisfaga, o sea, de alguna manera, no “apostar a perdedor”. La menor imperfección es irremediable y amenaza con ser fatal para la relación".
-
"Los jóvenes adultos de la década del 2000 han visto como sus padres se divorciaban, se traicionaban, se herían…Y han tenido penosas experiencias amorosas que les han demostrado que la confianza podía ser traicionada. Ya nada es seguro: del mismo modo que se puede perder el trabajo de la noche a la mañana, las uniones pueden disolverse. Por doquier se encuentra la misma necesidad de reconocimiento. Jóvenes y menos jóvenes se quejan de encontrar en su pareja las mismas dificultades que en el mundo laboral: “No me comprenden, no reconocen lo que hago.
-
Misceláneas:
  • En 2004, en Francia, se calculaba en 8.3 millones el número de personas que vivían solas, es decir el 14% de la población. Esa cifra se ha duplicado en 30 años.
  • Se puede ser soltero sin estar solo y se puede estar solo en pareja.
  • El verdadero problema no es el encuentro, sino la duración de la vida en común.
  • Las mujeres tienen la impresión de que su fracaso con los hombres se debe a que no hacen lo suficiente.
  • Tener un hijo es a menudo un elemento de éxito narcisista. Es una prolongación de uno mismo y del amor idealizado. Se podría decir que es un objeto de consumo emocional.
  • Con frecuencia, la vulnerabilidad de los hombres es lo que les lleva a preferir la vida en pareja. Les da seguridad.
  • La sociedad prepara siempre a los chicos (varones) para ocupar un papel dominante, para no dudar de su poder, pero la realidad se encarga pronto de mostrarles que esa postura ya es insostenible. Sin embargo, les cuesta aceptarlo, porque se han censurado en ellos las expresiones de debilidad, y no suelen tener otro recurso que la cólera o los celos, las únicas emociones que no han aprendido a controlar.

--------------------

Extraído y editado del libro: "Las nuevas soledades" de Marie-France Hirigoyen.

sábado, 17 de octubre de 2009

El eslabón perdido


Se introducen cinco monos en el interior de una jaula. Se les muestra un plátano. Cada vez que un mono intenta tomarlo, la jaula da una descarga eléctrica.
Al cabo de un tiempo, todos los monos dejan de intentar tomarlo.

Se les cambia de jaula por una que ya no daba descargas.
Se les muestra nuevamente el plátano y ninguno se anima a tomarlo.
Pasado un tiempo, se cambia a uno de los monos iniciales del experimento por otro.
En cuanto ve el plátano se apresura para intentar tomarlo, pero el resto de los monos lo hace desistir a base de golpes y mordiscos.
Se cambia a otro mono y al igual que el anterior, cuando ve el plátano intenta tomarlo, pero todos los monos, incluido el que no había recibido descargas se lo impide a golpes.
Uno a uno fueron sustituidos los cinco monos iniciales, y al final del experimento, aunque les enseñaran un plátano, ninguno de los monos intentaba tomarlo, aunque no supieran el motivo para no hacerlo.

El entorno casi siempre actúa de manera coercitiva para impedir que consigamos nuestros deseos.
Una sola descarga eléctrica es capaz de generar un mito sin explicación.
Los miedos que vamos adquiriendo a lo largo de la vida no nos pertenecen.
Nuestras conductas, en muchos casos, están ancladas a la paranoia de grupo.

A pesar de que los escenarios cambian, todo nos lleva a dejar de intentar.
Nos convertimose en autómatas.
Copiamos conductas en base a miedos o golpes.
Y guay de aquel que se le ocurra hacer lo que nosotros no pudimos.

Los antropólogos ya pueden estar convencidos de que el eslabón perdido entre el mono y el hombre, somos nosotros.

martes, 13 de octubre de 2009

Lo que no se sabe

No renuncia uno al otro, sino a lo que uno no sabe del otro, que es lo que más atormenta.
Pero jamás piensa que no lo sabe, porque se llenan los claros del mutuo desconocimiento con las conductas que ha visto en sus padres y la idea que tiene del otro, que generalmente nada tiene que ver con lo que en realidad el otro es.
Se ponen defectos y virtudes que jamás les pertenecieron cuando ya no se puede más seguir fingiendo.
Cansados de cargar semejante peso gratuito, se sacan la mochila y deciden mostrarse como son.
Pero es allí cuando determinan separarse, porque seguir juntos es correr el peligro de descubrir que el otro es mucho mejor de lo que habían pensado.
Y eso sí que no lo habrían soportado.
(El libro del No Amor. Hugo Finkelstein)

viernes, 9 de octubre de 2009

Totalitarismo

Hasta el día de hoy el Colegio Nacional Buenos Aires sigue tomado y por supuesto subyugando a todos aquellos que pretenden estudiar.
Según tenía entendido a eso se va a un colegio, ¿o no?
Y aquí no se trata de negar la importancia de las ideologías o el activismo político, sino de respetar la democracia y el derecho de los demás.
No se trata de impedir un acto de memoria y justicia intelectual, sino de cumplir la ley cuando se está protestando contra los que no la cumplieron.
Si un alumno está realmente comprometido ideológica y políticamente ¿por qué no avanza en esa dirección aceptando los riesgos que esa convicción pueda implicar?
Personalmente, no creo que los alumnos estén preocupados por las amonestaciones, sino más bien por esa imperiosa necesidad de sentirse el centro de algo y con poder absoluto sobre todo y todos.
Sin embargo no puedo evitar preguntarme:
¿Cuántas injusticias peores que una amonestación (justificada o no) se producen a diario?
Por ejemplo, la que han padecido los chicos que protestaron por el boleto estudiantil y fueron asesinados impunemente.
Además ¿Cuánta es la gente que no toma colegios o tribunales de justicia luego de que su hijo haya sido agredido o asesinado?
¿Cuántos son los estudiantes que repudian lo sucedido la Noche de los Lápices y sin embargo no toman el colegio?
No se puede avasallar a los otros, no se les puede imponer nuestras condiciones, no se los puede hacer sucumbir a nuestra cosmogonía.
Porque eso sí que suena a totalitarismo.

El Colegio Nacional Buenos Aires ha sido un emblema de la educación pública y ha dado nombres como: Manuel Belgrano, Macedonio Fernández, Ricardo Guiraldes, Bernardo Houssay, José Ingenieros, Juan B. Justo, Carlos Mugica, Rafael Obligado, Roque Sáenz Peña, Aristóbulo del Valle, entre otros.

Ninguna de estas emblemáticas y geniales personalidades coincidiría con las conductas totalitarias, violentas y poco inteligentes de estos alumnos agobiados por una amonestación.

Mientras tanto, fuera del Colegio, un numeroso grupo de estudiantes espera pacíficamente la oportunidad de estudiar para ser mejores.

Eso sí, siempre y cuando los que están adentro así lo decidan.

domingo, 4 de octubre de 2009

Enanos

1) El libro "El enano" del Sueco Par Laguerkvist, habla de un siniestro enano llamado Piccolino que pertenece a la corte de un príncipe en la Italia renacentista. El autor revela que Piccolino tenía una mirada amarga y cruel de todo lo que veía. La crítica ha dicho que “El enano” son sesenta y cinco centímetros de crueldad humana.
2) Apollinaire, el abanderado de los poetas modernos, veía a los enanos como personas miserables y propias del mundo circense.
3) En el arte plástico, cuando Picasso pintó su famoso cuadro "Familia de Saltimbanquis" (1905), quiso darle a los enanos una dimensión más tierna, más alegre y sin ningún matiz de ese ambiente miserable y lúgubre.
4) Tampoco podemos olvidar a Blancanieves y sus siete enanos, que presenta una visión amable y positiva sobre el enanismo. Recuerden ustedes a aquellos enanos trabajadores, bondadosos y protectores.
5) Aristóteles (en su ensayo "Partes de animales") dice que "El peso del cuerpo de un enano incapacita el funcionamiento de su memoria". Acto seguido y casi arrepentido de esta afirmación explica que: "estas deficiencias intelectuales se contrarrestan con otras cualidades, por ejemplo sus genitales son grandes como las mulas".
¿Tendrá alguna inlfuencia el arte (y hoy los medios de comunicación) en la creación de estereotipos?

martes, 29 de septiembre de 2009

El nuevo amor

El psiquiatra brasileño Flavio Gikovate decreta la muerte del amor romántico y dice que la vida de soltero es un camino viable para la felicidad.
Aquí transcribo algunos de sus pensamientos publicados por la revista Veja
1. ¿Por qué los matrimonios terminan fracasando?
Casi todos los matrimonios son así: uno es más extrovertido, alocado, de genio fuerte, vanidoso y necesita siempre de elogios. El otro es más discreto, más manso, más tolerante y hace todo para agradar al primero... El primero exige mucho y así, recibe mucho más de lo que da. El segundo tiene baja autoestima y siempre está dispuesto a servir al otro. En nombre del amor, dejan su individualidad en segundo plano. El matrimonio, entonces, comienza a desmoronarse. A mis pacientes siempre les digo: si usted tuviera que escoger entre amor e individualidad, opte por lo segundo.
2. ¿Vivir solo no sería una postura muy individualista?
No hay nada malo en ser individualista. El individualismo corresponde a un crecimiento emocional. Cuando la persona se reconoce como una unidad, y no como una mitad desamparada, consigue establecer relaciones afectivas de buena cualidad.
3. ¿Por qué los casamientos generalmente se dan entre egoístas y generosos?
La idea general en nuestra sociedad es que los opuestos se atraen. Y eso ocurre por varios motivos. En la juventud, no nos gusta mucho nuestro modo de ser y admiramos a quien es diferente de nosotros. Así, egoístas y generosos terminan comprometiéndose unos con otros. El egoísta, por ser exhibicionista, también atrae al generoso, que ve en el otro cualidades que él no posee. Finalmente, nuestros padres y abuelos tienen generalmente relaciones de este tipo, y terminamos repitiendo los errores de ellos.
4. ¿Qué consejos le daría a un joven que acaba de comenzar su vida amorosa?
Que entienda que el amor romántico, a pesar de aparecer todo el tiempo en nuestros films, romances y novelas, tiene los días contados. Ese amor, que nació en el siglo XIX con la revolución industrial, tiene un carácter muy posesivo. Según ese ideal, dos personas que se aman deben estar juntas en todos sus momentos libres, lo cual es una afrenta a la individualidad. Si un joven ya tiene la noción de que no necesita casarse para ser feliz, saltará todas esas etapas que provocan sufrimiento.
5. ¿Cómo será el amor del futuro?
Los relacionamientos que no respetan la individualidad están condenados a desaparecer. En Brasil, el número de divorcios en el año es mayor al de casamientos. Actualmente, muchos hombres y mujeres consideran que se quedarán solos para siempre o ya aceptan la idea de esperar hasta el momento en que encontrarán a alguien parecido, no tanto en el carácter sino en los intereses personales. Si esto ocurre, tendrán placer en estar juntos en un gran número de situaciones. En este nuevo escenario, en el cual hay afinidades y respeto por las diferencias, la individualidad está preservada.
6. ¿Cuando dos personas deciden vivir juntas, la individualidad no sufre un menoscabo?
No necesariamente necesitan vivir juntas. En uno de mis programas de radio, una pareja me preguntó si estaban siendo demasiado audaces por casarse y continuar viviendo separados. Esto se está volviendo cada vez más común. Hay otras tantas parejas que viven juntas pero en cuartos separados. Si el objetivo es preservar la individualidad, no hay razón para avergonzarse. Lo interesante es la calidad del vínculo que existirá entre dos personas. En el primer mundo, ese comportamiento ya es normal. Muchas parejas viven inclusive en ciudades diferentes.
7. ¿Es posible ser fiel viviendo en casas o ciudades diferentes?
La fidelidad ocurre espontáneamente cuando se establece un vínculo de calidad. En un clima así, el elemento erótico pierde un poco su impacto. Por increíble que parezca, esas relaciones son monogámicas. Es algo difícil de explicar, pero es lo que pasa.

lunes, 21 de septiembre de 2009

Sacar la lengua


Los entornos virtuales 2.0 (por ejemplo: facebook) permiten que la gente suba sus fotos -entre otras cosas- sin ningún tipo de control. Todos pueden mostrar el bautismo de su sobrino, la muerte de su tortuga marina o la cocción de un strudel de manzana.
Pienso que esas fotos tal vez no sean interesantes para nadie, incluso para los mismos protagonistas.
Sin embargo, se ha generado la idea de que estar hiperconectados y mostrando cada momento vivido es una condición vital para ser parte del mundo virtual...y real.
Pero de todas las fotos que existen en el ciberespacio, hay una que abunda y que no resiste análisis lógicos.
¿Por qué las nuevas generaciones (adolescentes y jóvenes) suben fotos sacando la lengua?
Y no me refiero a aquellos "revolucionarios" que sólo pretenden mostrar el aro con el que se perforaron la misma, sino a los que la exhiben impúdicamente para demostrar alegría o rebeldía.
Esas fotos me recordaron que de pequeños nos sacábamos la lengua para demostrar que el otro no nos importaba.

Leyendo sobre este gesto tan particular, descubrí que sacar la lengua es un signo universal a nivel inconsciente (tanto en personas como en orangutanes y gorilas).

¿Qué simboliza?
  • Repulsa al contacto social
  • Recelo
  • Vigilancia
Si estas tres emociones se observan a diario es pura coincidencia.

sábado, 19 de septiembre de 2009

Focalizarse en vivir

Rita Levi-Montalcini nació en Turín, Italia, en 1909. Es Licenciada en Medicina y tiene un Doctorado en Neurocirugía. Por su ascendencia judía se vio obligada a abandonar Italia poco antes de ser descubierta por los alemanes, por ende tuvo que salir de Italia antes del comienzo de la Segunda Guerra. Sus trabajos sirvieron para descubrir que las células sólo comienzan a reproducirse cuando reciben la orden de hacerlo, orden que es trasmitida por unas sustancias llamadas factores de crecimiento. Obtuvo el Premio Nobel de Fisiología y Medicinaa en el año 1986. Hoy tiene 100 años, continúa realizando trabajos de investigación y brindando conferencias por todo el mundo.
Rita nos enseña a vivir con estas palabras:
  • "La vida a los 100 años es estupenda. Sólo oigo con audífono y veo poco, pero el cerebro sigue funcionando. Mejor que nunca. Acumulas experiencias y aprendes a descartar lo que no sirve. Mi cerebro ya tiene un siglo, pero no conoce la senilidad. El cuerpo se me arruga, es inevitable, ¡pero no el cerebro!"
  • "La jubilación está destruyendo cerebros. Mucha gente se jubila, y se abandona. Y eso mata su cerebro. Y enferma".
  • "Gozamos de gran plasticidad neuronal: aunque mueran neuronas, las restantes se reorganizan para mantener las mismas funciones, ¡pero para ello conviene estimularlas! Mantén tu cerebro ilusionado, activo, hazlo funcionar y nunca se degenerará".
  • "Vivirás mejor los años que vivas, que eso es lo interesante. La clave es mantener curiosidades, empeños, tener pasiones".
  • "La única forma de mantenerse joven es seguir pensando, desinteresarse de uno mismo y ser indiferente a la muerte, porque la muerte no nos golpea a nosotros sino a nuestro cuerpo. Cuando muera, solo morirá mi pequeñísimo cuerpo. Y no hace falta estar preparado para la muerte, porque morir es lógico".

jueves, 17 de septiembre de 2009

Don Bosco


Desde hace algunas semanas estamos jugando un campeonato de fútbol en el Colegio que nos vió crecer a mi y a mis amigos: el Colegio Don Bosco. Todos los años se organiza este torneo exlusivamente para los ex alumnos, utilizando el patio principal (piso de baldosa y de dimensiones generosas) y con un alto nivel de profesionalismo en las vestimentas (todos los equipos con camisetas y referee vestido para la ocasión).
Ayer nos tocaba jugar y pude llegar un rato antes. Aproveché entonces para pasear por esas instalaciones que me vieron crecer, correr, divertirme y soñar. Sentí lo que se siente cuando uno se reencuentra con esos lugares que parecieran guardar un secreto personal.
Secreto que encierra el misterio del paso del tiempo y la ausencia.
De haber estado y ya no estar.
Recorriendo los pasillos me vi en varios rincones junto a mis amigos, formando fila, gritando desaforadamente o pateando una pelota de trapo.
Pensé -con cierta incredulidad- que doce años de mi vida habían quedado allí y me habían marcado para siempre.
Yo soy en gran parte ese Colegio, su gente, sus valores y su identidad.

Empatamos 4 a 4, salimos todos juntos (como hace 15 años atrás) y fuimos al quiosco a tomar algo. Allí nos percatamos, sin gestos ni palabras, que el tiempo había pasado y la realidad nos había impuesto sus crueles condiciones.

Sin embargo, no pareció importarnos, porque estábamos más unidos que nunca.

miércoles, 9 de septiembre de 2009

La Selección

Como ex deportista profesional no puedo evitar unas líneas sobre el rendimiento de la Selección Argentina de Fútbol, que es algo similar a un conglomerado de apellidos.
Previamente al partido con Brasil, nuestro DT estrella (como jugador) proyectó, "para motivar" a los jugadores, un video con mensajes de sus familiares y con la situación de los pobres en Argentina
Mis preguntas:
¿Cuál es la "motivación" que necesitan estos profesionales que perciben millones de dólares al mes para patear una pelota y representar al país?
¿Acaso no les basta con integrar la Selección Nacional de Fútbol?
¿Acaso no les basta con estar liderados por el mejor jugador de todos los tiempos?
¿No alcanza con jugar de local contra su histórico rival?
¿No les basta con escuchar el himno y el grito de toda la hinchada?
¿No les es suficiente la ropa, los hoteles, los vuelos, la comida, los masajistas, los psicologos, los familiares, etc.?
En el deporte de alto rendimiento se puede ganar o perder, pero me pregunto: ¿Cuántos de estos jugadores aceptarían representar al país con las becas que otorga la Secretaría de Deportes de la Nación a cualquier deportista de otra disciplina?
Propongo hacerles el ofrecimiento.
No juega nadie.

martes, 8 de septiembre de 2009

Oficinistas

“Cuando un hombre, por un hecho casual, o por la sínte­sis reflexiva de sus descubrimientos cotidianos, comprende que el mundo está mal hecho, que el mundo, digamos, es una cloaca, tiene que elegir entre tres actitudes: o lo acepta, y es un perfecto canalla como ustedes, o lo transforma, y es Cristo o Lenin, o se mata. Se­ñores míos, yo vengo a proponerles que demos el ejemplo y nos matemos de inmediato.

...Que grotesco e irrisorio es el empleado de oficina.
...Los padres mandan a sus hijos al colegio para que sean empleados de banco.

Lo que quiero decirles es que los odio de todo co­razón. Y los odio porque cada hombre odia a la clase que pertenece. Ustedes, los oficinistas, son mi clase. Y nadie se asombre, que esto es dialéctica: la lucha de clases se basa, no como suponen los místi­cos, en la aversión que se tiene a la clase explotadora, sino en el asco personal que cada individuo siente por su grupo. Esto es simple. Si los proletarios no odiaran su condición de proletarios, no habría necesidad de hacer la revolución.

El empleado de oficina no es un hombre. Es cualquier cosa, una imitación adulterada, un plagio, una sombra. Se volvieron idiotas de tanto cumplir un horario, de atender el teléfono, de sacar cuentas millonarias mientras tenían un peso en el bolsillo. …Después de haber viajado diecinueve mil veces en colectivos repletos, a razón de cuatro colectivos por día, vas a odiar a la hu­manidad, te lo juro. Yo sé lo que te digo: ándate con los jíbaros, di­seca cráneos, hacete anarquista, enamórate como un cretino. Qué sé yo. Pero no sigas acá.

Cada día, se­mana tras semana, todos los meses de estos últimos quince años, nosotros, los oficinistas nos hemos levantado, los menos madrugadores, a las siete de la mañana, para ocupar nuestro escritorio a las ocho en punto. Hemos ido a almorzar, he­mos vuelto, hemos salido a las seis de la tarde. ¿A qué hora re­gresábamos a nuestra casa?: otra vez a las siete, es decir, medio día después. Agreguemos a esto las ocho horas de sueño que recomien­dan los higienistas más sensatos: veinte horas. Las que faltan han sido repartidas, y sigo memorizando el opus de antes, en "satisfa­cer nuestras urgencias instintivas", leer el diario, indignarse por el precio de la fruta, escuchar el informativo, destapar la pileta. Los más normales. Porque los otros, los que disparando enloquecidos de una oficina a otra pudieron pagar la cuota inicial del aparato televisor (que viene a ser la más sórdida, la última maquinación para embrutecer del todo al género humano), los otros, digo: ni eso. Qué tal.

Y las vacaciones! ¿Re­cuerdan ustedes cómo, en qué estado de ruina, volvieron de las últi­mas vacaciones? ¿Esto es la Vida?: ahorrar energías y pesos durante trescientos cincuenta y cinco días para extravertirlos frenéticamente en diez. Eso es la vida. Vivir a la sombra un año y agarrarse una inso­lación, complicada con quemaduras de tercer grado, en una semana y media de veraneo.

En fin. Al verlos ahí, apelmazados, no puedo evitar figurarme el Sindicato de Empleados de Comercio. Todos unidos: alcahuetes, jefes, delegados... ¡Manga de proxenetas!”

-
–“En retribución al servicio que le ha prestado a la compa­ñía, desde el mes que viene recibirá doscientos pesos de aumento”.
Se daban las manos. Todos sonreían.
–“Y ahora, a trabajar –quien hablaba era el gerente–. Porque ya lo ven: sólo el cumplimiento del deber da buenos frutos. Nuestro compañero Núñez durante dieciocho años fue un emplea­do excelente, un hombre respetable, y una sola llegada tarde, la única de su vida, bastó para trastornarlo”.
Las máquinas empezaron a teclear a sesenta palabras por minuto.
--------------
Texto extraído del cuento "Así habló" de Abelardo Castillo.
A pensar.